Suelos no urbanos en venta en Cáceres (2 Inmuebles)


En el Paraje del Negrito, en el término de Alcuéscar se encuentran estas 4 parcelas de tierra de viña, higueras y matorral. Alcuéscar, municipio perteneciente a la provincia de Cáceres, comunidad autónoma de Extremadura. Tiene un área de 108,93 km2 y una población de 3.036 habitantes. Su historia se remonta a la época Romana y Visigoda dedicadas a la explotación agrícola. Se accede a partir de la A- 66 desde Cáceres y Mérida y por la N-630, hasta el Cruce de las Herrerías. Posee una gran riqueza medioambiental, formando parte de las últimas estribaciones de los Montes de Toledo. Numerosos manantiales y fuentes que brotan de conjuntos de cuarcitas y pizarras abastecen la villa. Estas parcelas cuentan con 2 charcas de agua que duran todo el año con una profundidad de 3 mt y una longitud de 70*30 cm. Los cultivos dominantes en la zona son el trigo, centeno, la vid, aceitunas e higos. Con lo cual estos terrenos podrían dar su fruto y gracias a las charcas propias dentro del terreno contarían con el regadío asegurado. Por su situación geográfica es idónea para el disfrute de la Dehesa Extremeña mediante diferentes rutas. Enfocadas al turismo de naturaleza y deporte. Se puede instalar 1 vivienda prefabricada o bien destinarla a Turismo Rural muy demandado por la zona. No pierda la oportunidad de este paraje natural. Le esperamos...

En el Paraje del Negrito, en el término de Alcuéscar se encuentran estas 4 parcelas de tierra de viña, higueras y matorral. Alcuéscar, municipio perteneciente a la provincia de Cáceres, comunidad autónoma de Extremadura. Tiene un área de 108,93 km2 y una población de 3.036 habitantes. Su historia se remonta a la época Romana y Visigoda dedicadas a la explotación agrícola. Se accede a partir de la A- 66 desde Cáceres y Mérida y por la N-630, hasta el Cruce de las Herrerías. Posee una gran riqueza medioambiental, formando parte de las últimas estribaciones de los Montes de Toledo. Numerosos manantiales y fuentes que brotan de conjuntos de cuarcitas y pizarras abastecen la villa. Estas parcelas cuentan con 2 charcas de agua que duran todo el año con una profundidad de 3 mt y una longitud de 70*30 cm. Los cultivos dominantes en la zona son el trigo, centeno, la vid, aceitunas e higos. Con lo cual estos terrenos podrían dar su fruto y gracias a las charcas propias dentro del terreno contarían con el regadío asegurado. Por su situación geográfica es idónea para el disfrute de la Dehesa Extremeña mediante diferentes rutas. Enfocadas al turismo de naturaleza y deporte. Se encuentran a 1,5 km del pueblo de Alcuéscar. El acceso es a través de un camino asfaltado. Las parcelas están valladas y dan al camino. Se puede instalar 1 vivienda prefabricada o bien destinarla a Turismo Rural muy demandado por la zona. No pierda la oportunidad de este paraje natural. Le esperamos...


Búsquedas relacionadas


Búsqueda