04 Oct Gastos al comprar un inmueble

Ante la decisión de comprar una vivienda, lo primero en lo que nos percatamos es en el precio del inmueble, sin embargo, es muy importante realizar un presupuesto en el que se incluyan todos los gastos que conlleva la compraventa y, por supuesto, conocer cuáles son los impuestos a los que vamos a tener que hacer frente.

Dentro de este presupuesto que destinamos a la compra de una vivienda, todos estos gastos y los impuestos que comentamos suponen entre un 10% y un 12% del precio de compra. Además, si vamos a necesitar financiación externa, hay que tener en cuenta que la entidad bancaria solo suele conceder el 80% del valor de tasación o del valor de compraventa del inmueble, por lo que tenemos que contar con ese 20% más que no nos va a financiar el banco.

En REMAX INMOMÁS te explicamos cuáles son todos los gastos que tienes que tener en cuenta si compras una vivienda.

Gastos incluídos en la compraventa

Independientemente del tipo de vivienda que compremos, ya sea nueva o de segunda mano, hay unos gastos comunes en la compraventa entre los que se incluyen:

  • Los gastos de notaría o aranceles notariales, que están regulados por el Estado y que son por el otorgamiento de escritura pública y oscilan entre los 600€ y los 875€.
  • El Registro de la Propiedad: para inscribir las escrituras de compraventa, y que al igual que los aranceles notariales, también están regulados por normativa y dependen del precio del inmueble.
  • Los gastos de la gestoría, que no son obligatorios, sino que dependen de si encargamos el trabajo de tramitar la documentación y los impuestos a una gestoría. No existen tarifas reguladas por ningún organismo oficial, aunque suelen tener un coste aproximado de unos 300€.

Para comprobar de primera mano que el inmueble que vamos a comprar no tiene cargas pendientes, resulta recomendable pedir una nota simple en el Registro de la Propiedad, este es un gasto opcional que además es muy económico porque suele costar unos 9€ pero nos dará una información muy importante sobre el titular del inmueble y si hay algún pago pendiente.

Impuestos

El coste de los impuestos sí que varía dependiendo del tipo de inmueble que compremos:

  • En la compra de una vivienda nueva hay que pagar el IVA, que corresponde a un 10% para cualquier vivienda en general y a un 4%, en el caso de que sea un tipo de vivienda social y dependiendo de la Comunidad Autónoma.

Junto con el IVA, hay que abonar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que en este caso depende de la Comunidad Autónoma y en el caso de Andalucía corresponde a un 1,2%.

  • En la compra de una vivienda de segunda mano, el comprador tiene que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que también depende de un porcentaje establecido en la Comunidad Autónoma donde se ubique el inmueble y que se sitúa entre el 6% y el 10%, en el caso concreto de Andalucía, corresponde a un 7%.  También es interesante conocer cuáles son los supuestos donde se puede aplicar un tipo reducido.

Si hay una hipoteca

Los gastos de la hipoteca tampoco son diferentes en función del tipo de inmueble que se compre nuevo o usado. Por lo tanto, si vas a necesitar financiación tienes que tener en cuenta estos gastos adicionales:

  • Los gastos de tasación dependen de la empresa contratada y del tipo de inmueble a tasar y oscilan entre los 250€ y los 600€.
  • En algunas entidades bancarias también hay que pagar una comisión de apertura, que puede llegar a suponer hasta un 2% del dinero prestado.

El resto de los gastos derivados de la hipoteca, entre los que se incluyen: los gastos de notaría, los gastos de Registro de la Propiedad, los gastos de gestoría, y de nuevo, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, pertenecen a la entidad bancaria desde la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria en 2019.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *